La carta de amor

Existen distintas formas de expresión y comunicación afectiva. Aparte de la comunicación oral, conviene recordar el alto poder romántico y sentimental de la comunicación escrita.

Una carta de amor es un símbolo universal, ya que refleja la temporalidad, importancia e impacto de sentimientos.

Es el medio que utiliza el remitente de la misiva para demostrar sus sentimientos hacia el receptor. Actualmente es posible escribir una carta a mano (utilizando papel y bolígrafo) y, con la llegada de las tecnologías nuevas, muchas personas escriben con el uso del ordenador.

El anonimato solo lo hace más interesante

Una carta de amor tiene real significado en cualquier etapa de la relación de pareja. Incluso, existen las que son anónimas en las que la persona expresa sus sentimientos con la libertad de no ser descubierto. En este tipo de casos, la carta adquiere un toque de misterio y enigma.

Un error se puede enmendar con esta carta

Una carta de amor puede ser un medio para pedir perdón por un determinado error, puede ser una iniciativa romántica para reconquistar a la expareja, se pueden poner por escrito los sentimientos de gratitud ante el gran regalo del amor.

Es una huella esencial del amor interno que experimenta una persona.

Mientras que en la comunicación oral existe una interacción directa, en la comunicación escrita, por el contrario, el redactor de la carta tiene la posibilidad de reflexionar previamente sobre aquello que quiere expresar. Además, también se pueden hacer revisiones posteriores de esa carta para hacer correcciones y modificaciones.

Las cartas de amor no fallan en San Valentín (¡obvio!)

Existen fechas del año que son especialmente señaladas para expresar sentimientos de un modo generoso, abierto y libre.

El afamado día de San Valentín, día de los enamorados, es uno de ellos. No obstante, el amor es un bien universal que no tiene fecha de caducidad en el calendario, por tanto, una carta de este tipo siempre tiene sentido.


Deja un comentario

estadisticas